Crianza

Contamos con prados y sitios dedicados para la mejor crianza, para así asegurar el mejor sabor y calidad de la carne.

Cuidar de nuestros reproductores significa garantizar un producto final de calidad.
Nos encargamos de todo el proceso de producción. Nuestra primera ocupación es tener padres y madres sanos(as) y sin estrés (enemigo del conejo): esto permite mejores partos y un mejor período de lactancia.

Agua fresca a toda hora, alimento adecuado y equilibrado, forraje producido por nosotros mismos sin plaguicidas. Sus madrigueras están siempre limpias y secas. Y las madres están constantemente con sus crías, con lactancia natural.

Contamos con control de temperatura de nuestro galpón, con sistema de ventilación y aire acondicionado: 22º de temperatura todo el año, tanto en el día como en la noche. Así nuestros conejos evitan golpes de calor y sufrimiento.

Al ser animales que se estresan fácilmente, decidimos implementar música constante en el galpón de manera que no escuchen ruidos bruscos que podrían alterarlos. Esta música permanente logra neutralizar el resto de los ruidos constantes en el campo. Además, tratamos de realizar los trabajos de limpieza durante la mañana, de manera que no haya personal circulando todo el tiempo por las madrigueras

Abrir chat